Remedios caseros para la tortícolis o dolor de cuello

Pocos malestares son tan insoportables como el dolor de cuello. Ni hablar de la tortícolis, cuando ya ni siquiera podemos moverlo y aun asi uno sabe que debe enfrentar su día y su rutina obligadamente. Como siempre, existen elementos naturales que pueden salvarnos y aliviar el problema, permitiéndonos relajarnos con mayor rapidez y sin preocupaciones.

Remedios caseros para la tortícolis o dolor de cuello

Uno de los remedios se basa en el romero. Elemento que muchos tenemos en nuestras casas y que si consumimos en forma de infusión dos veces al día se ocupará de generar un alivio importante en la zona. Si cuentan con aceite de romero claro que pueden aplicarlo y masajear la zona unos minutos.

Sigamos con el laurel. Dejamos varias hojas de la planta en agua caliente y luego de que repose y se incorporen por al menos 15 minutos aplicaremos estas hojas en el cuello donde sentimos el dolor. Dejamos allí algunos minutos y retiramos.

Finalmente se puede optar por la menta, aplicando un paño tibio que previamente mojaremos en una infusión con hojas y flores de menta que dejaremos reposar en el agua por media hora.