Motivación para ir al gimnasio

Decidimos comenzar el gimnasio, prometemos que solo nos llevará un rato, que iremos. Organizamos horarios, coordinamos con otras obligaciones y hasta nos desintoxicamos para emprenden una nutritiva dieta. El problema aparece cuando a la semana… dejamos.

Es buena idea que una vez estemos adaptados al gimnasio optemos por acudir en horarios libres. Esto hace que en nuestra mente se extinga la “obligación” que genera el saber que tal día a tal hora DEBEMOS ir. En cambio, durante el día al tener un rato libre podemos acercarnos y realizar la actividad necesaria de manera mas relajada.

Motivación para ir al gimnasio

Siempre lleven música, poca compañía es mejor que esa al trabajar nuestro cuerpo. Intenten escuchar canciones que motiven y tengan energía, armen una lista que puedan reproducir sin problemas en su dispositivo de preferencia. Si se presenta la posibilidad, tengan en cuenta que lo mejor es ir al gimnasio acompañados. Como con toda actividad, si se hace con amigos o seres queridos se vuelve mucho mas disfrutable.

Premiarse, para terminar, es ideal. A medida que vean logros busquen un regalo para ustedes, hagan eso para lo que no encontraban tiempo o incluso busquen ropa deportiva que les guste. Si se ven bien, en cierta medida los motivará a usar eso que adquirieron en su próxima visita al gym. No creo que haga falta aclararlo pero siempre vayan a uno cercano a su casa o a su trabajo. Salvo contados casos será fácil encontrar uno y es de los errores mas graves que muchos cometen, ya que si debemos ir a un lugar lejano antes o después de una larga jornada seguramente las ganas desaparezcan.