Soledad beneficiosa

No es lo mismo sentirse solo que estar solo. De vez en cuando, disfrutar de la ausencia de compañía es sano e incluso necesario; permite relajar la mente y expandir la creatividad. Además, la soledad aumenta la autonomía, al estimular la la capacidad de actuar sin depender de otros para sentirse feliz.

Relajar los ojos

Podemos relajar y tratar la zona de los ojos, impregnando unos algodones con agua de rosas: tienen la propiedad de refrescar y calmar las bolsas.

Lactancia vs. Obesidad

La lactancia natural es uno de los primeros factores preventivos de la obesidad, ya que la leche materna posee el porcentaje adecuado de grasa, amén de los componentes nutritivos necesarios para el desarrollo del bebé.

Calambres nocturnos

Un vaso de leche con jugo de limón, endulzada con miel, es muy relajante, y ayuda a combatir los calambres nocturnos.