El templo de Ezequiel

La parábola es sin duda una de las maneras en las que Yahweh nos habla las cosas mas preciosas y escondidas en Su Palabra: Jesucristo. …Cosas que ojo no vio ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman… 1Corintios 9.

En esta ultima entrega sobre el libro de Ezequiel, el profeta sacerdote, encontramos un nuevo sacerdocio llamado sacerdocio de Sadoc. Sadoc fue el sacerdote que permaneció fiel al rey David en la revuelta que hubo contra él para usurpar su trono. Finalmente fue hecho sumo sacerdote. Es una estirpe de sacerdotes procedentes de la tribu de Leví que se separaron de ellos cuando estos se apartaron del Camino y de las ordenanzas, sirviendo a los requerimientos del pueblo, en lugar de obedecer el ministerio que Dios les había dado, y dando culto a distintos dioses y proyectos religiosos de los que se suponían eran pueblo de Dios, pero hicieron según su parecer. Sadoc sin embargo permaneció fiel al rey David, que simboliza a Cristo.

Este comportamiento de satisfacer a las ovejas en lugar de pastorearlas, aun está vivo hoy, y un ejemplo es el espíritu del ecumenismo hipócrita, el engaño del vaticano a los católicos con su catecismo hecho de manos de hombre y no de Dios, o el engaño de los testigos a sus seguidores con doctrinas falsas, y casi todas las ramas de la cristiandad por no mencionar la sinagoga de Satanás que no acepta a su propio Mesías, aunque ya hay muchos que le están recibiendo en el Israel literal.

Son constantes las quejas del pueblo de Dios sobre la incompetencia espiritual de sus pastores y líderes, sin embargo, a modo de Sadoc, existen muchos sacerdotes, hermanos que siguen siendo fieles a Dios y a Su Palabra, y no buscan agradarse a si mismos en sus propios proyectos religiosos o a la carne de las ovejas que les caen bien, o a las que están sometidas a ellos; sino que son fieles al Evangelio y a la justicia del Señor Jesucristo.

Para la construcción del templo interior del alma-mente, es necesario que aquellos que están liderando, o simplemente predicando el Evangelio, capaciten y enseñen a los creyentes las herramientas necesarias para que puedan construir en su interior ese templo del Dios vivo. La Palabra nos muestra que si predicamos la sana doctrina de la Biblia en Cristo, va a venir al creyente la unción de 1Juan 2:27 que le va enseñar durante su vida, todas las cosas que son verdaderas del Señor, lo cual, al parecer no les interesa a muchos líderes religiosos porque pierden la capacidad de manipulación de las mentes de los creyentes, pero no solo esto, sino que miles de creyentes no quieren abandonar la comodidad de su iglesia que se lo da todo hecho y les dan la bienvenida y les acogen como miembros, aunque sus doctrinas sean del anti-Cristo, y me estoy refiriendo a las propias iglesias cristianas, lo cual siendo cristiano me duele denunciar pero es la verdad, y la verdad nos hará libres. Cada uno es libre de hacerse su propia reforma espiritual hasta que de la mano del Señor llegue a la Verdad, la cual de nuevo libera al que la busca.

La iglesia en el mundo necesita una, mas que renovación, demolición y re-construcción sobre el cimiento o fundamento de Cristo y Su Palabra. No obstante como los cristianos están abandonando todas las denominaciones, sean católicos o protestantes, el Espíritu Santo como dice la Escritura está pastoreando a todos aquellos que buscan la Verdad en Cristo que es la Palabra de Dios. …Yahweh te pastoreará siempre, y en las sequías saciará tu alma, y dará vigor a tus huesos; y serás como huerto de riego, y como manantial de aguas, cuyas aguas nunca faltan. Isaías 58:11 (leer el cap. completo, y hacerlo para obtener esta bendición), Ezequiel 34 completo, y …Porque así ha dicho Yahweh el Señor: He aquí yo, yo mismo iré a buscar mis ovejas, y las reconoceré… Ezequiel 33:11.

Este estudio le aportará las herramientas espirituales para la capacitación personal y de cada hermano como templo del Dios vivo y que luego puedan congregarse para la alabanza y para la Cena en memoria del Señor Jesucristo, además de para la predicación, la evangelización, las obras y el sacerdocio.

La parte profética es comparable a la que aparece en Apocalipsis donde se describen el templo, y entre otras cosas, las aguas vivas que salen de él. Estas aguas representan los ríos de agua viva que salen del discípulo de Cristo, una vez haya nacido de nuevo, de lo alto, en Espíritu.

No obstante y hablando literalmente, este templo de Ezequiel no ha sido construido, aún. Espiritualmente es el plano de construcción para el alma-mente de cada creyente en Cristo.

Fuente: http://www.jesucristo.net

Si desea recibir actualizaciones en su correo electrónico, por favor,
ingréselo en el siguiente campo:
Entregado por FeedBurner