Mousse de frutilla

Comienzan los días en los que preferimos postres fríos y para escapar de que abusemos de ellos comprando al pasar sin pensar en qué contienen, es buena idea mezclarlos con opciones mas sanas creadas por nuestras manos. Gran postre para disfrutar luego de una rica cena que además seguramente gustará a los mas chicos.

Mousse de frutilla

Mousse de frutilla

Ingredientes:

  • Medio kilo de frutillas frescas.
  • 3 claras de huevo.
  • Media taza de azúcar.
  • 250 gramos de crema de leche.

Preparación:

Comenzaremos por las frutillas. Compren las mas frescas que vean, aprovechando que estamos en época por aquí. Deben lavarlas correctamente y quitarles los cabos una a una. Con esto hecho llevamos el 90% de ellas (quedarán algunas para decorar) a la procesadora y dejamos que la misma haga su trabajo, uniendo las frutillas a la mitad del azúcar que hemos preparado.

Ahora si, el paso que asusta a muchos por dudar de si podremos generar la textura que este postre requiere. Primero batiremos las claras de huevo hasta punto nieve. Esta consistencia se muestra cuando logramos una textura similar a la de una relativamente firme espuma. Imaginen por ejemplo la que se usa para afeitar. Pueden usar batidoras manuales o eléctricas pero siempre es aconsejable comenzar a mano con un tenedor hasta incorporar bien las tres claras. Dicen los que saben que una pizca de sal mejora notablemente el punto nieve.

Cuando esto esté listo es momento de batir la crema y el azúcar que quedaba al punto chantilly. De esto nos daremos cuenta si al levantar la batidora se forman picos. Lleva tiempo, asi que sean pacientes para un mejor resultado.

Vamos a unir todo, colocando en un recipiente primero las frutillas procesadas con la crema y a lo último ir volcando las claras. Revolvemos suavemente hasta que estén los tres elementos bien unidos.

Ya esta la mousse lista para refrigerar al menos cuatro horas. Se puede decorar con las frutillas restantes y sus hojas a gusto.